Cultura de dieta y sus mentiras: la delgadez ante todo

Durante estos últimos años se ha hablado mucho de cultura de dieta, de la industria de las dietas y de las dietas milagro. Acabo de escribir la palabra «dieta» más de 2 veces en la misma frase y casi me da un chungo la verdad.

Quería hacer una breve entrada explicando que es esto de «cultura de dieta» o que movida es esta que se está montando alrededor de las dietas y la alimentación. Quiero que esta entrada sirva en modo introductorio para aquellas personas que se estén empezando a cuestionar su relación con la comida y que quieran estar mejor con su cuerpo y su alimentación.

Déjame decirte una cosita

Antes que nada, si que quería desahogarme un ratito contigo que me lees porque la verdad es que llevo ya unos meses que no sé como decir esto… pero entre tú y yo, lo que quiero decir está más que claro, tengo las palabras perfectas para definirlo. Pero es que simplemente se me hace bola porque el marketing que hay detrás de cultura de dieta es tan poderoso que me hace hasta a mí dudar de TODO.

No porque yo sea especial, intocable e inalcanzable como profesional (que igual si un poquito) pero es que, aunque esté muy desconstruida con todo el tema de la salud, nutrición convencional, gordofobia, etc. cultura de dieta sigue atacando a ratitos todo este conocimiento que he construido en los últimos meses de mi carrera profesional.

Y, ¿qué está pasando? Pues resulta que…

La gente no deja de subirse al carro. Todo el mundo hablando de lo mala que es la cultura de dieta, lo poco que funcionan las dietas, como deberíamos dejar de caer en la industria de la alimentación, como la industria de las dietas es el demonio etc.

La gente no deja de subirse al carro sin enterarse ni siquiera de que va el tema. Cultura de dieta es un sistema muy grande, lo controla todo (o casi todo), que tiene 1000 y 1 disfraces diferentes muy buenos (en el sentido de que cuesta mucho de pillar)…

La gente no deja de normalizar conductas alimentarias dañinas sin darse cuenta porque no se dan cuenta de que sigue siendo cultura de dieta todo lo que están diciendo. Pero que solo está disfrazado.

En modo definición:

Cultura de dieta es un sistema de creencias que promueve la delgadez por encima de absolutamente todo (literal todo lo que te pueda venir en mente)

He tenido que escribir la definición en modo titular porque es TAN importante que quede claro de que va la cosa que tenía que destacarla de esa manera.

Cultura de dieta son todos estos pensamientos que te voy a dejar a continuación:

  • Pensar que un cuerpo delgado es automáticamente un cuerpo saludable.
  • No comer y aguantar el hambre es de personas fuertes.
  • No comes de forma saludable porque no tienes fuerza de voluntad.
  • Eres una vaga si descansas.
  • El ejercicio es algo que se debe hacer para ganarte la comida.
  • Comer por placer es algo que está mal.
  • El hambre emocional es el demonio.
  • Tienes que comer lo menos posible siempre.
  • Las mujeres no pueden comer más que los hombres.
  • Nunca cenes por las noches aunque tengas hambre.
  • La fruta por la noche es malísima.

Y así podría seguir escribiendo tantísimos otros pensamientos y conductas que la cultura de dieta nos ha normalizado desde ya muchísimos años.

Buscar observando una plato lleno de verduras en crudo sin aliñar ni nada simbolizando la típica comida de dieta.

A cultura de dieta le da igual:

  • como te encuentras
  • que necesidades tiene tu cuerpo en cada etapa de tu vida
  • como te sientes
  • que comidas quieres probar en tu viaje
  • como es tu relación con tu cuerpo
  • como es tu relación con la comida
  • que alimentos no te gustan
  • que papel tiene la comida en tu vida
  • que educación nutricional tienes
  • como es el ambiente en el que vives
  • cuales son los recursos que tienes
  • como de accesible tienes los diferentes tipos de alimentos/productos…

A cultura de dieta solo le importa una cosa. ¿Ya sabes a que me refiero? Sí, que estés delgada. Eso es lo único que busca cultura de dieta. Pues chica, igual esto no suena tan bien.

Podemos trabajar juntas en consulta. Entra en este enlace para tener más información.

¡apúntate a mi newsletter!

Si quieres recibir un correo mensual mío con reflexiones, herramientas y que te vaya compartiendo cositas que voy leyendo, puede apuntarte aquí abajo.

Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para obtener más información.